(vía Diario Córdoba)

Cáritas y Sadeco mantienen un acuerdo por el que la empresa de inserción laboral Solemccor da trabajo a personas en situación de exclusión social. Su labor es recoger papel y cartón por los comercios de diversas zonas de la ciudad.

Estaba en un agujero negro, pero ahora ya veo la luz». Carlos Ortega tiene 54 años y, después de dos décadas dedicado a la platería, estuvo tres años en el paro. Llegó a deber siete meses del alquiler de la casa, por la que paga 346 euros. Su situación era insostenible, según sus propias palabras, hasta que lo contrató la empresa de inserción laboral Solemccor, perteneciente a Cáritas, para el servicio de recogida de cartón y papel puerta a puerta. Dicho servicio se incluye en un convenio suscrito entre Cáritas y Sadeco para dar empleo a personas en situación de vulnerabilidad, y consiste en recoger los cartones y los papeles que generan a diario los comercios. Los trabajadores van con una bicicleta al mismo establecimiento y se llevan el material, que no pasa así por el contenedor.

(Continuar leyendo en Diario Córdoba)